La creatividad: Crear una lluvia de ideas para “regar” las redes sociales

0
143

En las redes sociales las ideas son un bien absolutamente invaluable y para azuzarlas conviene colgarse del brazo de estas estrategias de brainstorming.

En los social media las ideas valen su peso en oro y cuando a éstas le da por hacerse las escurridizas, quienes se desenvuelven profesionalmente en el universo 2.0 tiemblan de puro miedo (con toda la razón del mundo probablemente). Enfrentarse a un calendario 2.0 absolutamente vacío provoca pavorosas pesadillas a los profesionales del social media management. Por eso nunca están de más las sesiones de brainstorming, que hay que saber implementar adecuadamente para extraerles el máximo jugo.

Si no quiere quedarse sin ideas en las redes sociales, haga suyas las estrategias de brainstorming que disecciona a continuación Hootsuite en su blog:

1. Revisar contenidos que han funcionado particularmente bien con anterioridad

El mejor lugar para ir en busca de la inspiración cuando las musas tienen a bien condenarnos al ostracismo es el contenido que ya hemos publicado previamente y que nos ha procurado resultados particularmente buenos. De esta forma, pondremos coto a posibles ineficiencias y no duplicaremos publicaciones que no nos han proporcionado en realidad buenos resultados.

2. Fijar la mirada en los rivales

El segundo mejor lugar para toparse de bruces con la anhelada inspiración son los “feeds” de nuestros enemigos. ¿Qué están haciendo ellos que no hagamos nosotros? ¿Qué posts se están traduciendo para ellos en mejores resultados? ¿Qué podemos hacer para mejorar lo que ellos ya hacen?

3. No perder de vista el calendario

En el universo de los social media hay una fiesta para casi todo (y ésta viene acompañada casi siempre de un hashtag). Por eso nunca está de más echar un vistazo al calendario de festividades para decidir cuáles se ajustan particularmente al espíritu de nuestra marca y merece la pena celebrar en las redes sociales.

4. Revisar objetivos previamente fijados

¿Tiene la marca para la que trabajamos una misión en particular? Si es así, puede ser extraordinariamente útil desenterrarla a fin de recordar cuáles son verdaderamente los objetivos que deben guiarnos en las redes sociales (y que pueden haber quedado atrapados en una suerte de nebulosa con el paso del tiempo).

5. Crear (y alimentar) una carpeta con el foco puesto en la inspiración

¿Ha visto algo que le gusta en la web? Tómese la molestia de alojarlo en una carpeta a la que pueda regresar en el futuro (cuando las musas se muestren más esquivas con usted).

6. Preguntar a la audiencia

Cuando las ideas escasean, éstas pueden brotar con extraordinario brío de la audiencia, que estará más que dispuesta a encender los motores de la inspiración sí así se lo pedimos.

7. Leer las noticias

Las noticias son un caudaloso torrente de inspiración del que no conviene apartar la vista. Si no las desdeñamos, estaremos menos predispuestos a ser víctimas de eventuales sequías de ideas.

8. Revisar hashtags que son tendencia

Posar los ojos en hashtags que son tendencia es vital para valorar si tiene sentido o no que nuestra marca se suba al carro.

9. Hacer “sprints”

Pruebe a escribir un tema sobre la pizarra. A continuación ponga del cronómetro (entre 3 y 5 minutos) e invite a todos los que participan en la reunión a comenzar a escribir lo que tema en cuestión les sugiera (sea lo que sea).

10. Aceptar todas las ideas (al menos al principio)

En una sesión de brainstorming es vital que todos lo que tienen a bien tomar parte en ella puedan contribuir y dar voz a sus ideas. Por eso, y para que los participantes no se sientan intimidados, ninguna idea debe ser rechazada de plano en una sesión de brainstorming.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here